El número de hipotecas aprobadas durante octubre en el Reino Unido ha caído a su nivel más bajo en casi 3 años, confirmando los estudios que muestran que la ralentización del mercado inmobiliario está en marcha, según las cifras del Banco de Inglaterra. Las aprobaciones de hipotecas han bajado a 88.000 durante octubre, su nivel más bajo desde febrero de 2005, frente a las 100.000 aprobaciones de septiembre (revisadas a la baja respecto al dato provisional de 102.000) y a las 95.000 previstas por los analistas. El valor neto de las hipotecas ha sido de 7.300 millones de libras en octubre, su nivel más bajo desde julio de 2005 y muy por debajo de la previsión de 9.000 millones.