Se mantienen las dudas de los inversores. Si bien en la jornada de ayer, parecía que los mercados retomaban el optimismo vivido durante la semana anterior merced al dato del PMI manufacturero y el resultado favorable de la deuda española; hoy comprobamos que las principales referencias para los inversores siguen siendo los diferenciales de deuda y la cotización del euro frente al dólar, y ninguno de ellos evoluciona de forma favorable.

Los mercados de renta variable siguen arrojando números rojos debido a las nuevas dudas que vuelve a presentar el sector financiero. En este caso ha sido la agencia Fitch quien ha bajado la nota de seis grandes bancos debido a que “son especialmente sensibles a las incertidumbres de los actuales mercados financieros”. De hecho, durante las últimas horas también S&P ha rebajado el rating a 10 entidades españolas: Bankia, Banco Financiero, CaixaBank, La Caixa, Ibercaja, Kutxa, BBK, Bankinter, Banco Popular y Banco Sabadell.

La prima de riesgo en España se sitúa en niveles de 335 pb y el rendimiento del bono a 10 años en el 5.2%.


EEUU
El sentimiento es otro en Wall Street. Los datos macro conocidos en la tarde de ayer sorprendieron de forma muy positiva. Sobre todo el desempleo semanal (366 vs 390), el más bajo desde 2008; y los índices manufactureros de Nueva York y Filadelfia. Todo esto favorece las expectativas en torno al próximo dato del PIB del cuarto trimestre. En pocas horas conoceremos el dato de inflación norteamericano.