Las recompras de acciones disminuyeron un 61% en el tercer trimestre frente a un año antes entre las compañías que forman parte del Índice Standard & Poor's 500.La caída en el período más reciente marcó el séptimo descenso trimestral consecutivo. Sin embargo, S&P destacó un aumento en los programas de recompra nuevos durante los últimos dos meses. Estos son simplemente autorizaciones del directorio para que la gerencia pueda ejecutar programas de recompra de acciones, no compras reales. En el tercer trimestre, las recompras entre los componentes miembros del S&P 500 ascendieron a 34.800 millones de dólares, un aumento secuencial del 44%. El nivel del segundo trimestre fue el más bajo desde que S&P empezó a realizar un seguimiento de las cifras en 1998.