Realia, participada por FCC y Caja Madrid, se estrenó en el parqué a 6,50 euros por acción, un precio más bajo al inicialmente previsto tras el desplome que sufrieron en abril las inmobiliarias. Una circunstancia que a juicio de la mayoría de los analistas otorgaba un mayor recorrido alcista al valor. Al cierre, Realia ha terminado en los 6,68 euros, lo que supone una revalorización del 2,77% desde su debut bursátil, el pasado seis de junio.