El presidente de Realia, Ignacio Bayón, dijo hoy que la inmobiliaria, participada por la constructora FCC y Caja Madrid, entre otras, busca un nuevo socio "solvente", que tenga inmuebles de primera calidad en cartera y que quiera hacerse con una participación elevada, en torno al 20 por ciento. En una rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados de la compañía correspondientes al año 2008, Bayón afirmó que la nueva estructura de accionariado de Realia da "una mayor flexibilidad" a la inmobiliaria y permite la entrada de nuevos accionistas que quieran hacerse con una participación.
FCC y Caja Madrid acordaron hace una semana disolver la sociedad RB Business Holding, a través de la que controlaban el 51 por ciento de Realia, y repartirse sus acciones, de forma que, junto a las que ya tenían de forma directa, la constructora se ha quedado con el 30,023 por ciento del capital y la caja con el 27,65 por ciento.

El presidente de Realia consideró además que la bajada del precio de la inmobiliaria en bolsa puede resultar atractivo para que otros inversores puedan entrar en el valor.

Bayón detalló que el nuevo socio deberá incorporar a la inmobiliaria bienes de primera calidad, que propicien "nuevas rentas" y contar con una enorme solvencia financiera, ya que "no interesa un socio que aporte una cartera de tercer nivel".

Dijo que hasta ahora la empresa había mantenido una política de incorporación de nuevos inversores de paquetes "pequeños", de un 5%, pero que le gustaría que el nuevo socio desease hacerse con una participación mayor, "del 20%", aunque no descarta cuatro socios con un 5%", sugirió.

Bayón no descartó llevar a cabo una ampliación de capital para dar cabida a posibles nuevos socios, si bien, señaló que no pretende "de ninguna manera" descapitalizar la compañía "para tapar una crisis que es dura".

Precisó que la inmobiliaria todavía no ha negociado la entrada de ningún socio ni ha mantenido una sola conversación en este sentido, aunque sí cuenta con "muchas" ofertas para deshacerse de parte de su sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (SIIC) de París, aunque aún "no está negociando con nadie".

Preguntado por la posibilidad de que Realia compre nuevos inmuebles a buen precio, como los que ahora ostenta la banca o fondos inmobiliarios como el del Santander, señaló que para ello será necesario llevar a cabo una rotación de activos, pero no descartó esta opción.

En este sentido, aseguró que los objetivos que se ha marcado la empresa para el próximo período son la defensa de su paquete patrimonial, la venta de su SIIC en Francia, la renovación de su parqué de alquiler y la entrada de nuevos inmuebles a su cartera.