La empresa de vacaciones en tiempo compartido RCI ha sido multada con 5.200 euros por la Dirección General de Consumo de Madrid, después de que la federación de consumidores Facua denunciara "irregularidades" en la compañía. Según explicó Facua en un comunicado, la denuncia se inició a raíz de una queja de una usuaria de Sevilla que había comprado la titularidad de un apartamento durante una semana al año, con la posibilidad de intercambiarlo con otros en distintos países en función de sus intereses. Tras aceptar una oferta para realizar un intercambio en el complejo hotelero Occidental Grand Fuerteventura, cuando la clienta llegó al mismo le indicaron que para disfrutar de su semana de estancia, que sólo podía ser en régimen de todo incluido, debía abonar 900 euros, cantidad de la que RCI no le había informado. La afectada tuvo que marcharse del complejo en un vuelo al día siguiente de su llegada y abonar una noche de estancia.