El banco británico Royal Bank of Scotland, controlado en un 70% por el Estado tras recibir ayudas multimillonarias para capear la crisis, está planeadndo pagar primas récord, que en el caso de algunos ejecutivos podrían alcanzar los 5 millones de libras (5.4 millones de euros), según informó el diario "The Times" sin dar fuentes, en su edición de fin de semana.