Royal Bank of Scotland Group PLC (RBS) ha anunciado este lunes que las pérdidas de puestos de trabajo tras la adquisición de ABN Amro son "desafortunadas, pero inevitables". El comentario se produjo en respuesta a una información en el Financial Times según la cual el banco podría eliminar hasta 7.000 empleos en el proceso de integración de la banca de inversión de ABN Amro. En su comunicado, RBS no ha comentado directamente sobre el número al que aludía el diario, pero ha dicho que ha reiterado que habría pérdidas de empleos en los próximos dos años.