El beneficio neto de Quest Diagnostics se situó en 171,1 millones de dólares, lo que supone un descenso del 2,6% respecto a los 175,7 millones del primer trimestre de 2009. El beneficio atribuible a los accionistas de la compañía fue de 162,4 millones, u 89 centavos por acción, ligeramente por debajo de los 167,1 millones, u 88 centavos anteriores. Los ingresos alcanzaron 1.810 millones. Para el conjunto del año, la empresa ha confirmado sus previsiones de BPA por operaciones continuas en 4,10-4,30 dólares. Las ventas podrían aumentar entre un 1% y un 2% frente a una estimación previa de 3-4%.