Este acuerdo le permite a los laboratorios de análisis clínicos el acceso a la propiedad de pruebas genéticas, la investigación y centrarse en las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

La adquisición ha sido aceptada por los consejos de administración de ambas compañías y se espera que se cierre a finales del próximo mes.

Quest Diagnostics se hará con todas las acciones de Celera, pagando por ello 8 euros por acción, un 28% más del precio de cierre de la compañía ayer. La actividad de Celera se centra en el genoma humano, en relaciones genéticas entre varias generaciones y en los estados de las enfermedades.

Este trato y la compra de Athena harán que Quest cierre el año con un 1% más de ingresos afirmaron fuentes de la empresa a la CNBC. Hace un mes Quest anunció que se hacía con Athena Diagnostics por 740 millones de dólares y se espera que la venta finalice en el segundo trimestre del año.