En estos últimos días mucha gente me ha preguntado qué tiene que hacer con su fondo de inversión invertido en Japón. ¿Vender o mantener? También me han preguntado si ahora es el momento de invertir en el Nikkei después de las caídas de estos últimos días. Como no soy asesor financiero siempre intento evadir ese tipo de preguntas. No porque no tenga una opinión propia sobre la cuestión.

Por supuesto que la tengo. Pero creo que es muy difícil dar una respuesta contundente a estas cuestiones. Hay muchos más factores a tener en cuenta de lo que uno piensa. Yo no sé, por ejemplo, cuál es la pérdida máxima que puede soportar la persona que me hace la pregunta. Yo no sé qué rentabilidad está esperando por su inversión. Yo no sé a qué plazo está invirtiendo, etc, etc.

¿Y qué tiene que ver todo esto con el psicotrading? Pues mucho. Creo que es importante que cada uno establezca su propia estrategia de inversión SIN CONTAR CON NADIE. Nadie, ni el mejor asesor financiero, le conoce mejor a usted que usted mismo. Ese aforismo griego de “conócete a ti mismo” es uno de los pilares sobre los que debe reposar cualquier trader que quiera obtener resultados decentes y consistentes con sus inversiones. Pero además de conocerse a sí mismo el trader debe tener un buen plan de especulación. ¿Qué significa tener un buen plan de especulación? Significa saber cuándo ponerse largo, cuándo ponerse corto y cuándo ESTAR FUERA DEL MERCADO. Esta última opción, la de no hacer nada o más bien la de esperar y seguir analizando el mercado es la gran olvidada por la mayoría de traders y la más difícil de cumplir. Para éstos, estar fuera del mercado es una oportunidad perdida. Esta sensación hace que se vean forzados a operar porque piensan que se les está escapando el tren. Y eso en definitiva hace que no se respete el plan preestablecido, generando pérdidas y frustración.

¿Y qué haría yo?
Sin que sirva de recomendación, les diré lo que yo haría con el Nikkei. De momento, NADA. El primer movimiento a la baja, marcado por la gran vela bajista señalada en el gráfico, ha alcanzado e incluso superado su primer objetivo (la media móvil de 50 sesiones). El índice se ha parado en una línea de tendencia relevante y ha rebitado sobre ella. En este punto no sé lo que hará el Nikkei. Simplemente vigilaré lo que haga el índice con su media móvil de 50 sesiones. ¿Será capaz de superarla con una gran vela alcista o se estrellará sobre ella? Yo, personalmente no lo sé. Lo único que sé es que no estaría ni comprado ni vendido. Estaría esperando acontecimientos.