La FED está en las oraciones de todos los inversores desde que hace unas semanas Ben Bernanke anunciara que “quizá” el momento de empezar a retirar las estímulos extraordinarios a la economía. Si bien es cierto que hace unos días matizó estas palabras, los mercados esperan que el presidente de la Reserva Federal de alguna pista más tarde o más temprano. 

Los expertos de JP Morgan consideran que “lo más interesante será si nos dan alguna señal sobre cómo de inminente es el “tapering”. Nuestros economistas siguen pensando que lo más probable es que el “tapering” empiece en Septiembre. La condición que hasta ahora ha puesto Bernanke era el "substantial improvement", y a nivel de calendario decía"later this year", apuntan los analistas de este banco de inversión.

En esta firma también esperan que la FED podría hacer cambios en los “umbrales numéricos” que desemboquen posteriormente en una subida de tipos de interés –actualmente en el 0,25%- En JP Morgan hacen referencia a las dos posibilidades con las que especula la prensa: Bajando el nivel del desempleo y añadiendo un nivel de inflación mínimo.

En cuanto al umbral del desempleo los expertos hacen referencia a las palabras del presidente de la reserva de Minneapolis que ya ha dicho que él estaría a favor de bajar el nivel objetivo del 6.5% al 5.5%. Pero, en opinión de los analistas de JP Morgan, existen tres problemas:

En su opinión, una vez que se empiecen a modificar los niveles, el mercado puede empezar a pensar que a futuro pueden seguir modificándose para arriba o para abajo. Lo interesante de estos umbrales numéricos es que se comunican como un compromiso de la FED, no como una simple predicción, y si pueden ser revisados regularmente, dejan de ser un compromiso real”.

Además creen que “si el umbral de desempleo que pudiera permitir la primera subida de tipos se bajara al 5.5%, quedaría a un nivel por debajo de donde 6 personas de las que forman el Comité de la Fed creen que esta actualmente la tasa natural de desempleo, por tanto aumentaría en número de gente en el Comité en contra”.

Los analistas consideran que “bajar el umbral de desempleo también complicaría a la FED la forma de modular luego las expectativas de la velocidad de las subidas una vez se alcance.Cuando en la reunión de septiembre de la FED publiquen sus nuevas estimaciones hasta el 2016, posiblemente indiquen que para entonces esperan pleno empleo en US, mientras que los tipos estarían todavía solo como al 1%”

En cuanto al posible umbral de inflación, el banco de inversión considera que hay otra posibilidad que parece menos complicada, “la de poner un umbral de inflación mínima para subir tipos”.

En este sentido, si se tiene en cuenta que el objetivo de estabilidad en precios a largo plazo de la FED es mantener la inflación en torno al 2% y que tiene un techo del 2.5%, “completarlo hablando de un suelo de 1.5% podría ser perfectamente razonable”, apuntan en esta firma.