El proveedor italiano de internet Tiscali cerró el primer semestre del año con un beneficio neto de 22,4 millones de euros, un aumento del 130%, frente a las pérdidas de 74,2 millones registradas en el mismo periodo de 2006. El aumento del beneficio neto refleja la plusvalía originada por la cesión de actividades en Holanda y Alemania. El resultado bruto de explotación (ebitda) fue de 61,9 millones de euros (58%), mientras el neto de explotación (ebit) fue negativo en 28,5 millones, aunque supone una mejora del 5%.