El mayor fabricante del mundo de productos para la higiene personal y el consumo, el estadounidense Procter & Gamble (P&G), obtuvo un beneficio neto de 3.307 millones de dólares (2.243 millones de euros) en el primer trimestre de su ejercicio fiscal, lo que implica un descenso del 1% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, aunque supera las expectativas del mercado.