Procter & Gamble ha elevado en un 10% su dividendo trimestral a 44 centavos por acción, el quincuagésimo tercer año consecutivo que la gigante de productos para el consumidor eleva su dividendo. La compañía tomó su decisión a pesar de advertir en enero que no esperaba que las condiciones económicas mejoren pronto lo cual la llevó a recortar sus proyecciones para el año fiscal que concluye el 30 de junio. Las acciones de la compañía, una referencial del sector de productos para el consumidor, ganaban el 1% a 47,70 dólares en las negociaciones tras el cierre. La acción ha perdido casi la cuarta parte de su valor en el 2009.