La compañía de medios Prisa ha reconocido que la empresa atraviesa por una situación difícil pero no desesperada. Los responsables de Prisa han anunciado que se suprime el dividendo a cuenta de los beneficios de 2008. El objetivo inmediato de la compañía es refinanciar su deuda.