El consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, estimó hoy que este grupo de comunicación facturará alrededor de 4.000 millones de euros en 2008 y confió en reducir su deuda a tres veces el resultado bruto de explotación (ebitda) de la compañía, casi la mitad de la actual. En el foro de la Nueva Comunicación, Cebrián estimó que la compañía cerrará en el presente ejercicio con un ebitda recurrente entre 700 y 800 millones de euros. Según el consejero delegado, la actual deuda de Prisa asciende a 6 veces su ebitda y "no quedaremos contentos hasta que la reduzcamos a 3,5 veces". Cebrián señaló que la deuda de este grupo de comunicación, cifrada actualmente en más de 5.000 millones de euros, es "elevada", consecuencia de una etapa de "financiación fácil y crédito barato". En este sentido, explicó que cerca de 1.000 millones de euros proceden de la fusión de Vía Digital y Telefónica, mientras que el resto es consecuencia de la OPA obligatoria a Sogecable. Sin embargo, negó que la eventual posibilidad de vender activos --entre ellos, la plataforma de pago Digital+-- esté destinada a reparar esta deuda