Los cortos están más de moda que nunca dentro de un sector financiero en entredicho y repleto de incertidumbres. Si el Wall Street Journal duda de la capacidad del Estado para hacerse cargo de Bankia, los inversores que apuestan a la baja se han duplicado desde que Rodrigo Rato decidiera abandonar el barco. Banco Popular y Bankinter siguen a la cabeza de este peculiar ranking y como curiosidad se asemejan demasiado -y cuidado- a la situación de la tan vilipendidada Gamesa. ¿Es momento de apostar a la baja?
 
No es que hayan vuelto, pero el 2012 se hace querer y claro...ahí están ellos para confirmar la nefasta racha del Ibex 35. La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha vuelto a revisar las posiciones cortas sobre todos los valores del selectivo y esta vez el recuento arroja algunas novedades. Bankia ha visto como sus 'cortos' se colocan al mismo nivel que los de Banco Santander y BBVA. Dos: por Banesto no pasa el tiempo y nadie se molesta en tratar de desestabilizar su cotización -quizás sea por el último spot publicitario lanzado en el que se autodefine como el banco 'de siempre', esto es, nada de especular con burbujas que explotan-. Y tres: los dos grandes duplican y triplican sus posiciones respecto a comienzos de año. El sector financiero está en el punto de mira y está claro que hay quien prefiere recoger los beneficios por la parte baja.


Oro para Banco Popular
Ocupa la primera posición con un total de 6,825% en lo que se refiere a posiciones cortas con fecha del 18 de mayo, según datos recogidos por la CNMV, lo que supone un incremento de cerca de dos puntos porcentuales respecto al 13 de enero de este mismo año. Quizás esta situación guarde relación con la pérdida superior al 40% de los últimos meses dentro del Ibex 35.

La reforma financiera se le ha atragantado al Popular que le han llevado a perder los mínimos del año 2009 y la cosa no pinta mejor de cara al medio plazo. “Desde 2007 el título no ha parado de caer”, asegura David Galán, director de Renta Variable de Bolsa General, que percibe una “sobreventa brutal” y no recomienda entrar en el valor si el Ibex 35 pierde “los 6.700 puntos”, nivel que nuestro selectivo no logra consolidar desde hace semanas. En caso de seguir así, el Banco Popular presenta “un tercer impulso bajista con objetivo en niveles de 1,06 euros” cuando este martes abría en los 1,93 euros.


FUENTE: CNMV

Bankinter, todo un clásico
En el caso de la entidad presidida por María Dolores Dancausa no sorprende ni a propios ni a extraños. Las posiciones cortas alcanzan al 6,746% de su capitalización, más de un punto por encima que a mediados del mes de enero, a pesar casi de todo. Es la entidad que menor exposición tiene 'al ladrillo', banco de grandes fortunas que sabe moverse en el terreno angosto nacional de los últimos tiempos, pero los inversores no conceden una tregua. Eso sí, si se cumple el pronóstico de Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, Bankinter podría tomar aire de nuevo. En opinión del analista, “existe el rumor de que podrían volverse a prohibir las operaciones a corto en la banca española”. Ya se amplió en su momento esta medida promovida desde Bruselas a pesar de las dudas razonables que despertó entre los expertos su efectividad. La entidad color naranja se encuentra en una situación delicada al borde de perder los 3 euros y a la deriva del Ibex 35, cosa no demasiado tranquilizadora.

Mucho más alejado en el ranking aparece el Banco Sabadell, entidad catalana con problemas de solvencia, entre otros motivos, por ser el brazo que acuna en este momento a la Caja de Ahorros del Mediterráneo con todo lo que ello supone. Los cortos copan el 1,976% y contrariamente al resto de sus coetáneos, en su caso, han reducido sus posiciones en un punto porcentual desde comienzos de año. Aún así, en el último trimestre acumula unas pérdidas superiores al 41% y las últimas recomendaciones de los broker hablan de infraponderar y vender el título con un precio objetivo de 1,90 y 1,80, respectivamente, cuando este martes cotizaba en la apertura en 1,50 euros.


Bankia, un 51% más desde el adiós de Rato
No es la financiera que más cortos tiene, pero sí es aquella en la que este tipo de posiciones se han incrementado con mayor rapidez. En sólo quince días, las posiciones que apuestan a la baja en Bankia se han incrementado desde el 0,442% del pasado 4 de mayo hasta el 0,669% del 18 de mayo, última fecha de la que se tienen datos publicados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

FUENTE: CNMV

Y es que el hecho de conocer cada día un nuevo dato sobre su situación de solvencia y su futuro más cercano no inspira confianza a los inversores. Este lunes, el ministro de Economía, Luis de Guindos, anunciaba que la entidad presidida desde hace tan sólo dos semanas por José Ignacio Goirigolzarri necesitará unos 7.500 millones de euros adicionales a los que inyectados por el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) para financiarse. Horas más tarde, no obstante, Economía matizaba que esos millones incluyen ya los 4.700 millones rebicidos por parte del Gobierno y que ahora han pasado a convertirse en capital, cuyo titular es el Estado.

Sólo en el último mes, Bankia ha perdido el 30% de su valor, aunque tras varias jornadas de recuperación está llegando “a la zona de 1,91 euros, el 50% de toda la caída desde 2,65”, asegura Roberto Moro, analista de Apta Negocios. Aún así, los periodistas han dejado de cargar tintas para una entidad que se viene comportando como un auténtico chicharro en los últimos tiempos de la mano de la falta de información transparente, de ahí que los accionistas minoritarios (347.000 particulares frente a 280 inversores institucionales) hayan reclamado responsabilidad tanto a Bankia como al Banco de España y a la propia CNMV.

El analista no recomienda estar dentro del sector financiero, aunque en caso de ver “precios por encima de 2,09 euros cabe pensar en un título con posibilidades de buscar el origen de la caída”.

Los cortos, que quizás ya se olían esta situación, viene incrementándose notoriamente desde el mes de marzo cuando de situaban en el 0,206% de su capital y sólo quince días más tarde habían aumentado un 0,20% su posición en Bankia.

BANKIA, MAYO (FUENTE: INFOBOLSA)


Santander y BBVA, año de males
2012 no está siendo todo lo bueno que se esperaba. El momento crítico por el que atraviesa España afectando significativamente a las dos grandes financieras de este país, ya sea a través de sus CDS, disparados, de su cotización dentro del Ibex 35, o de su calificación por parte de las agencias de calificación.

SANTANDER, BBVA (FUENTE: INFOBOLSA)
 

La entidad presidida por Emilio Botín ocupa la quinta posición de la tabla con unas posiciones cortas que ascienden al 0,611% de su capitalización, según datos facilitados a la CNMV. Desde el mes de marzo, éstas se han duplicado, lo que ha hecho que en sólo un trimestre se deje por el camino más del 31% poniendo en juego soportes clave. José Luis Cava, analista independiente, apunta en la Zona Premium de Estrategias de Inversión, que la superación de “4,80 euros sería aviso de un rebote”, algo nada descartable teniendo en cuenta, según el analista, que cada vez “cuesta más ver caer al Santander” puesto que “le están sujentando más”.

BBVA, que cerró este lunes en 4,88 euros, acumula un 0,603% de cortos en sus arcas, triplicando el porcentaje desde comienzos de año. Según Cava, el valor sigue manteniendo “el objetivo en 5,5 euros”, pese a que, por el momento es mejor intentar “una compra especulativa” tratando de “aprovechar un violento rebote” si salta por encima de 5,20 euros dentro del Ibex 35.

Todo depende de sus intenciones de lucha. “La acción oscila en el rango comprendido entre 4,82 (mínimo anual) y el primer nivel de resistencia situado en 5,40”, afirma Luis Francisco Ruiz, también analista de la Zona Premium de Estrategias de Inversión.


Últimas posiciones
Ocupadas por Caixabank y Banesto. Si miramos a la caja catalana presidida por Isidre Fainé, los cortos han aumentado su porcentaje hasta doblarlo desde finales del mes de mayo al alcanzar un 0,421% de su valor. Desde la última fecha de referencia del 20 de abril, el valor cede más de un 11% dentro del Ibex 35. Banesto, sin embargo, se mantiene estable y sin variación desde que comenzara el año con un 0,534% sobre su capitalización. El Banco Español de Crédito pierde, en consonancia con el resto del sector, un 30% sólo durante el último trimestre.