Freddie Mac, empresa de financiamiento hipotecario que está en manos del Gobierno, informó que su presidente ejecutivo, David Moffett, presentará su renuncia a más tardar el 13 de marzo y que está trabajando con la Agencia Federal de Financiamiento de Viviendas, o FHFA, para designar a un sucesor.

Las acciones de Freddie bajaban recientemente un 4,8% a a 40 centavos. La acción ha caído el 44% en lo que va del año actual y un 98% durante el último año.

La compañía, que se halla bajo la administración del Gobierno desde septiembre después de que, junto con la firma gemela Fannie Mae  incurriera en miles de millones de dólares en pérdidas y viera un deterioro en sus carteras en medio del aumento de las ejecuciones hipotecarias y la exposición a las hipotecas de alto riesgo, también indicó que considera que la FHFA presentará una solicitud para obtener entre 30.000 millones y 35.000 millones de dólares adicionales procedentes del programa de rescate activos en problemas, o TARP, del Departamento del Tesoro.