El presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, resaltó hoy que los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete han enviado un mensaje "claro" y "firme" "al más alto nivel" de "solidaridad" con el Gobierno de Atenas a la hora de hacer frente a sus problemas de deuda, pero dejó claro que considera que todavía no es necesario acudir al rescate de Atenas con asistencia financiera concreta. Los países de la zona euro se comprometieron a ayudar a Grecia y a acudir a su rescate si es necesario para evitar el contagio a otros países de la eurozona atacados por los mercados como España y Portugal, pero no concretaron qué medidas concretas adoptarán si se agrava la inestabilidad de la eurozona.