En línea con las expectativas del mercado, el comité de política monetaria de la Reserva Federal (FED) se saldó con el anuncio de un nuevo programa de compra de activos, lo que supone el cuarto paquete de estímulo monetario desde que en noviembre de 2008 la FED comenzó con su estrategia de política monetaria no convencional con la compra de deuda de agencias hipotecarias y de titulizaciones (programa conocido con el nombre de Quantitative Easing 1, QE1).
Con el nuevo programa la FED (Quantitative Easing 4, QE4) va a comprar deuda pública por un valor de 45 mil millones de dólares al mes, lo que supondrá junto a las compras de titulaciones hipotecarias (40 mil millones), un aumento de su balance de más de un billón de dólares durante los próximos 12 meses. Asimismo, la novedad no sólo giró en torno al programa de compra, sino también con la introducción de objetivos de tasa de paro y de inflación como clave a la hora de mover el tipo de interés de referencia: no habrá cambios en el tipo de interés mientras la tasa de paro no baje del 6,5%, la inflación prevista a corto plazo (1 o 2 años) no supere el 2,5% y las expectativas de inflación a largo plazo estén contenidas. Con este panorama como telón de fondo, y dado el contexto actual de la economía estadounidense, es previsible que no haya movimientos en el tipo de interés de referencia hasta al menos mediados de 2014.

Sin duda la nueva estrategia de la FED tendrá implicaciones relevantes sobre los activos financieros. La primera, la confirmación del nulo atractivo de los activos monetarios y deuda pública; la segunda sobre el dólar, el cual difícilmente bajará del 1,30 frente al EUR, salvo que se produzcan bajadas adicionales en el tipo repo del BCE o haya un nuevo brote de aversión al riesgo debido a la crisis del euro; y, la tercera, el atractivo de los activos de riesgo (bolsa, deuda corporativa de alto rendimiento y deuda soberana emergente).

Con el fin de que podamos aprovechar las nuevas oportunidades que ofrece el mercado, a continuación propongo algunos fondos que pueden ser interesantes de cara al primer trimestre del año: el fondo de renta variable global Carmignac Investissement, el fondo de renta fija corporativa AXA US Corporate Bond y el fondo de renta fija emergente Pictet Local Currency Debt.



Evolución del fondo Carmignac Investissement y comparativa con el índice MSCI World (EUR)


Fuente: Allfunds Bank


Evolución del fondo AXA WF US High Yield Bonds y comparativa con el índice Citigroup High Yield Market Local Currency


Fuente: Allfunds Bank


Evolución del fondo Pictet Local Currency Debt y comparativa con el índice JP Morgan Embi Global


Fuente: Allfunds Bank