La marca de lujo italiana empezará a cotizar en el mercado de valores de Hong Kong. Planea vender un 20% en la salida a Bolsa.

La venta de sus acciones, proporcionará a la empresa con sede en Milán, 10,7 billones de dólares, excluyendo la deuda, según la información que se desprende de Bloomberg.

Es la quinta vez que Prada intenta hacer una OPI. La compañía mejóró sus beneficios en más del doble el año pasado, gracias al crecimiento en la región de Asia-Pacífico. Con esta inversión en el mercado de valores asiático, la empresa de lujo espera aprovecharse de los fondos locales y de los pequeños inversores que están apostando fuerte por las industrias de bienes de lujo.

Sus ingresos netos subieron hasta los 250,8 millones de euros desde los 100,2 millones del 2009 de acuerdo con un comunicado de la empresa del 28 de marzo. Los ingresos aumentaron un 31% hasta los 2,05 billones de euros, con un crecimiento de un 63% en Asia.