Potencial y alto dividendo en las petroleras para aprovecharse de los máximos de la gasolina

El precio medio de la gasolina y del gasóleo en España ha escalado esta semana a un nuevo récord histórico y ya supera la cota de los dos euros, 'comiéndose' además prácticamente en ambos casos la totalidad de la subvención de 20 céntimos por litro que entró en vigor el pasado mes de abril.

En concreto, el precio medio del litro de gasolina se ha situado esta semana en los 2,117 euros, tras registrar una subida del 3,36% con respecto a hace siete días atrás, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea.

Con respecto a hace un año, el precio medio del litro de gasolina se ha encarecido un 55,7%, mientras que en el caso del gasóleo es un 64% más caro, aunque sin tener en cuenta la bonificación vigente actualmente aplicada por el Gobierno de España.

El precio de los carburantes depende de múltiples factores, como su cotización específica (independiente de la del petróleo), la evolución del crudo, los impuestos, el coste de la materia prima y de la logística y los márgenes brutos. De este modo, la evolución en la cotización del crudo no se traslada directamente a los precios de la gasolina, sino que lo hace con un decalaje temporal.

El barril de Brent, de referencia en Europa, se anota un alza acumulada del 49,6% en lo que va de año y del 57,9% de los últimos doce meses hasta los 116 dólares. Por su parte, el West Texas Intermediate estadounidense alcanza cifras similares con una revalorización en 2022 del 49,76% y del 57,6% en los últimos doce meses hasta los 112,78 dólares. Aunque hay proyecciones más alcistas que lo ven en los 140 dólares como Goldman Sachs e incluso el mayor banco estadounidense JP Morgan lo sitúa en 175 dólares. Un potencial alcista nada desdeñable que da oportunidad en la propia materia prima, en las empresas auxiliares de ingeniería o tubos de soldadura y en las propias petroleras.

El sector que mejor lo hace este año en las bolsas de todo el mundo son las compañías petroleras y las gasísticas. Es algo que se ve de forma muy evidente tanto en Wall Street como en Europa. El índice EURO STOXX Oil & Gas, que agrupa a las 11 mayores petroleras, acumula un retorno en 2022 del 13%, el índice S&P Oil & Gas Exploration & Production Select Industry Index alcanza un 68,86% y el S&P Commodity Producers Oil & Gas Exploration & Production Index un 52,26%.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Acciones

Potencial

PER

Rentabilidad por dividendo

Revalorización anual

BP21,12%11,984,09%15%
Eni N31,9%5,266,8%0,98%
Equinor-5,37%10,192,55%30,7%
Galp16%-4,25%34%
OMV26,63%7,515,05%-10,34%
Repsol14,7%6,714,36%34,5%
Shell19,6%9,253,5%26,49%
TotalEnergies14%8,555,5%14%

Entre las compañías petroleras europeas se ven cifras muy interesantes en este momento de mercado tan complejo, ya que aúnan, en general, precio bajos en sus acciones en relación a sus beneficios, lo que se conoce como ratio PER, una alta rentabilidad por dividendo y potencial de revalorización al alza en bolsa según los analistas que cubren el día a día de su cotización.

"Todo el sector petrolero europeo está barato en base a sus múltiplos sobre resultados estimados para 2022. El PER medio para Repsol, TotalEnergies, BP, Shell y Galp es de tan solo 6,63 veces, destacando las tres primeras con el ratio más moderado. Si ajustamos el PER por el crecimiento del beneficio por acción (BPA) estimado, el ratio PEG muestra fuerte infravaloración para el sector, con un múltiplo medio inferior a 0,3 veces", explica la analista fundamental de Estrategias de Inversión, María Mira.

Repsol es la petrolera europea que mejor se comporta este 2022 y se revaloriza un 34,5%, algo superior al 34% de la portuguesa Galp Energía. La noruega Equinor ocupa el tercer puesto a nivel de subidas con un alza del 30,7%.

Estrategias de Inversión

A nivel de precio, la italiana Eni cuenta con un PER de 5,26 veces y Repsol de 6,71 veces lo que les deja como las petroleras del Viejo Continente más baratas. La italiana se ha quedado algo rezagada en lo que va de año y los analistas le dan el mayor potencial de revalorización en este momento cercano al 32%, según el consenso de los analistas que recoge Reuters

Para los inversores que estén pensando en recibir dividendos el sector cuenta con tres cotizadas con un retorno por dividendo superior al 5%: Eni con un 6,8%, TotalEnergies con un 5,5% y la austriaca OMV que reparte un dividendo que rinde un 5,05%.

El sector es, sin duda, una gran oportunidad de manera táctica en las carteras para el corto y medio plazo, aunque la mayoría de las petroleras europeas son conscientes que deben resituar sus negocios en las energías renovables y los combustibles 'verdes' como el hidrógeno. Los amplios márgenes en los beneficios que se espera que tenga el sector este 2022 pueden facilitar esa transición energética que deben acometer las petroleras europeas en los próximos años. con el gran objetivo de llegar a las emisiones cero en 2050.

"La recomendación bajo criterios de análisis fundamental es positiva para el sector, si bien destacaría el potencial por negocio y posicionamiento de Repsol y TotalEnergies", sentencia Mira.