El presidente de Portugal Telecom, Henrique Granadeiro, ha asegurado que la compañía lusa no tiene intención de vender su 50 por ciento en la "join venture" que mantiene con Telefónica en Brasil, la operadora de telefonía móvil Vivo. En una entrevista que publica el "Diario de Noticias", Granadeiro recuerda que fue la empresa española la que apoyó la fracasada OPA de Sonae sobre Portugal Telecom, y que por lo tanto, la operadora lusa no tiene por qué pagar "el conflicto de intereses" surgido entre la española y la cúpula directiva de Portugal Telecom.