En respuesta al cambio de perspectivas que Moody's Investors Service Inc anunció el jueves, el Gobierno portugués dijo que sigue comprometido con la reforma económica y que su creciente deuda es fruto de la actual crisis económica mundial, informó la agencia de noticias Lusa. El gobierno sigue "firmemente comprometido" con las "reformas que impulsarán el crecimiento económico futuro", dijo el ministro de Finanzas portugués en un comunicado, informó Lusa.