Portugal, una de las economías periféricas más presionadas por la deuda, ha colocado hoy 500 millones de euros en letras a 12 meses, a un interés del 1,046%, cerca del doble del 0,53% de la deuda alemana equivalente.