Luis Portillo se ha lanzado a la búsqueda de compradores para su 40,6% en Inmobiliaria Colonial, después de anunciar su dimisión como presidente del grupo, según ha publicado Expansión. Según el diario, los demás accionistas de referencia de Colonial forzaron la salida del empresario, quien ha sido sustituido por el consejero delegado de la compañía, Mariano Miguel Velasco. Fondos internacionales del entorno de Joaquín Rivero, presidente de Gecina, se perfilan como la opción más viable para cerrar la crisis del grupo, pese a la interrupción de las negociaciones de fusión entre ambas firmas. Colonial se encuentra suspendido de cotización.