Porsche elevará del 30,1% al 50% como mínimo su participación en el grupo Volkswagen, después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) declarara esta semana ilegal la denominada 'ley Volkswagen', una cláusula de los estatutos del consorcio de Wolfsburg que impedía a cualquier accionista superar el 20% de los derechos políticos independientemente de cuál fuera su participación, según un informe de Standard & Poor's. En todo caso, Standard & Poor's considera que si Porsche eleva finalmente al 50% su participación en Volkswagen, al fabricante de Stuttgart subrayará, pero no modificará la actual situación de influencia como accionista de control. Según la analista de Standard % Poor's Maria Bissinger, Porsche está actualmente en una posición que le permite ejercer una fuerte influencia en Volkswagen, y esta situación pone de relieve la existencia de conflictos de interés.