El holding automovilístico ha anunciado que ha finalizado las negociaciones para una línea de crédito de 10.000 millones de euros, que podría ampliarse hasta los 12.500 millones en las próximas semanas. “En medio de un entorno económico global muy difícil y con unos mercados muy turbulentos los bancos necesitan mayores garantías, el resultado es que hemos necesitado un tiempo extra. Además en esta nueva línea de crédito contamos con nuevos bancos que no habían sido acreedores de Porsche”, según ha asegurado la marca de deportivos. En la actualidad, hay 15 bancos en el consorcio.