El fabricante alemán de automóviles deportivos Porsche negocia con Qatar la posible entrada del emirato en el accionariado de la compañía, pero no en el de Volkswagen, donde Porsche es el principal accionista con el 50,76% del capital. En un comunicado para salir al paso de una información publicada por 'Financial Times Deutschland' (FTD), la firma de Stuttgart precisa que sus principales accionistas, las familias Piëch y Porsche, apoyan de forma unánime las conversaciones con Qatar.
Además, desmiente que Ferdinand Piëch, presidente del consejo de supervisión de Volkswagen, haya bloqueado la eventual entrada de Qatar en el accionariado de Porsche. "La reunión familiar, en la que supuestamente Ferdinand Piëch ha alertado sobre una rápida entrada de Qatar en Porsche no ha tenido lugar", sostiene.

Porsche asegura que carece de fundamento la información de que haya una petición por parte de Volkswagen reclamando que, antes de su entrada, Qatar mantenga primero conversaciones con la dirección del consorcio de Wolfsburg y con su comité de empresa.

"El asunto de Qatar concierne por completo a los propietarios y será tratado exclusivamente en Porsche. El artículo de FTD no es nada más que una clara acción destructiva, que no va a distraernos de nuestros propósitos", sentencia Porsche.

Volkswagen y Porsche anunciaron a principios de mayo su intención de acometer un proceso de integración de ambas compañías, toda vez que el elevado endeudamiento de Porsche dificulta su objetivo inicial de elevar su participación en Volkswagen al 75%.