Banco Popular y La Caixa han comunicado que las conversaciones que mantienen con accionistas de referencia de Inmobiliaria Colonial junto con otras entidades financieras para convertirse en accionistas del grupo siguen su curso a día de hoy, en respuesta a lo publicado por la prensa esta mañana. La CNMV suspendió hoy la cotización de Colonial a la espera de una información relevante sobre la entidad, después de que ABC publicara que Caixa Galicia negociaba a última hora de ayer con Luis Portillo, principal accionista de Colonial, la salida de este empresario andaluz del accionariado de la inmobiliaria.
La entidad gallega era anoche, según ABC, la única de los 14 bancos y cajas de ahorros acreedores de Luis Portillo (en torno al 29%) que quedaba por cerrar el acuerdo para que este empresario liquide la deuda de 1.400 millones contraída con esas entidades financieras a cambio de sus acciones en Colonial. Recientemente La Caixa y Banco Popular comunicaron que seguían negociando con los accionistas deudores de Colonial una entrega de las acciones de la compañía dadas en garantía. La caja catalana ejercería los derechos políticos de la participación que reciba y afirmaba que mantenía conversaciones con otras entidades financieras que pueden convertirse en accionistas de Colonial para constituir un sindicato con una participación que no superará el 30% de su capital.