Pirelli presentó hoy ante la Administración un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a los 491 trabajadores de la planta de Manresa (Barcelona), que a finales de este año cesará la actividad y se llevará la producción a otros países, según informó la empresa. El expediente, que afecta a toda la plantilla, podrá reducirse con el único proyecto concretado hasta el momento por Pirelli para las instalaciones manresanas. Se trata de un centro logístico que prevé poner en marcha en enero del próximo año y que dará empleo a unas 70 personas. Según reiteró hoy la empresa, de los 491 empleados que contempla el expediente la multinacional mantiene su compromiso de llegar a dar trabajo a 130 con este y otros proyectos de futuro en los que trabaja para Manresa.