Bill Gross, gestor del mayor fondo invertido en bonos, dice que está comprando deuda del Tesoro de EE UU a largo plazo para defenderse de la deflación.