Philips obtuvo en el tercer trimestre del año un beneficio de 174 millones de euros (0,19 euros por acción), frente a los 57 millones ganados en el mismo periodo del año pasado. Los resultados de Philips han batido las previsiones de los analistas que auguraban pérdidas de 44,7 millones de euros.