La multinacional holandesa Philips ha anunciado un acuerdo para adquirir al fabricante estadounidense de bombillas Genlyte por un coste aproximado de 2.700 millones de dólares (1.800 millones de euros), a 95,5 dólares por acción. La operación ha sido aprobada unánimemente por el consejo de administración de Genlyte, que recomendará a sus accionistas que acepten la oferta y llega después de que la compañía holandesa haya comprado la también estadounidense Color Kinetics. La compra, según Philips, le dará el liderazgo del sector de la iluminación en Norteamérica.
Con sede en Louiville (Kentucky), Genlyte diseña, fabrica y vende sistemas de iluminación, controles y productos relacionados para aplicaciones industriales y da empleo a unas 6.700 personas. La compra supone "un gran paso en las estrategia de Philips de establecerse como un líder global en la provisión de soluciones de iluminación eficientes para áreas clave", según el director ejecutivo de Philips Lighting, Theo van Deursen.