El mayor fabricante europeo de artículos electrónicos de consumo ha incrementado su beneficio operativo un 22 por ciento durante el segundo trimestre, gracias a un mejor comportamiento de su unidad de productos domésticos y menores gastos. Philips mostró unas ganancias antes de intereses e impuestos (EBIT) de 302 millones de euros, una cifra que está ligeramente por debajo de las estimaciones del mercado. Las ventas cayeron a 6.100 millones de euros, desde los 6.380 millones de euros del segundo trimestre del 2006. Si se excluyen los efectos cambiarios, desinversiones y adquisiciones, los ingresos permanecieron estables. Philips aseguró que está en camino de cumplir sus metas de crecimiento anual promedio en ventas, de entre el 5 y el 6 por ciento, y un margen de ganancias antes de intereses, impuestos y amortizaciones (EBITA) del 7,5 por ciento, en el 2007.