El grupo holandés de electrónica Royal Philips  espera reducir sus costes en 250 millones de euros durante el segundo semestre del año, según el consejero delegado Gerard Kleisterlee.  Durante su intervención en una conferencia con inversores y analistas en Florida, Kleisterlee dijo que 125 millones procederán de la división de life style de Philips y 60 millones de euros del área de cuidado de la salud.  Mientras, la división de iluminación espera ahorrar 47 millones en el segundo semestre de 2009. Kleisterlee añadió que no espera que este negocio se recupere a corto plazo.