La mayor tabacalera del mundo, Philip Morris USA, tendrá que pagar 13,8 millones de dólares por los daños causados a una mujer que falleció de cáncer de pulmón. Un jurado de Los Ángeles falló a favor de la demandada que acusaba a la tabacalera de fraude y pedía responsabilidades por los perjuicios causado por su producto.