El consorcio alemán Siemens ha recibido de la empresa brasileña de petróleo y gas Petrobras un pedido de diez trenes compresores por valor de 75 millones de euros. El jefe de la Unidad de compresión de Siemens, Thomas Dalstein, ha informado que este pedido se trata del mayor encargo recibido hasta ahora por la empresa alemana en ese campo. Los compresores y sus correspondientes sistemas de propulsión serán instalados en las unidades de desulfuración de las ocho refinerías petroleras existentes en Brasil.