Aunque en Europa se percibe como más favorable el entorno económico y financiero, la pregunta sería si una vez aislados del visceral ruido que aporta Grecia, los datos macro indican una pronta salida de la recesión o simplemente reflejan un estado de ánimo resultante de haber evitado lo peor desde noviembre de 2011.

Algo parecido sucede en Estados Unidos, donde también hay elementos esperanzadores como los de su mercado inmobiliario que, después de cinco años de declive, está mostrando cada vez más signos positivos, pero al mismo tiempo los últimos resultados empresariales están siendo más bien mediocres.
Lecturas de PMI y pedidos industriales en la Eurozona el miércoles; datos de PIB en Alemania y Reino Unido el viernes; información sobre el mercado de vivienda en Estados Unidos el miércoles y el viernes.

Resultará por lo tanto difícil justificar el nivel actual del mercado si no contamos con elementos suficientes que anticipen una salida de la recesión en Europa y una mayor fortaleza de la actividad empresarial en Estados Unidos. Parece claro que el rally vivido durante los dos últimos meses responde en gran medida a la operación de refinanciación del Banco Central Europeo, pero hará falta algo más que esa monumental inyección de liquidez para mantener los índices en máximos de los últimos nueve meses.

Entre tanto comenzamos la semana, igual que las anteriores, con los detalles sobre el rescate de Grecia como el principal motor del mercado.
Veremos qué pasa si finalmente el BCE canjea sus 50.000 millones en bonos griegos por nuevos bonos, un canje que sería por bonos de idéntica estructura y nominal pero exentos cláusulas de acción colectiva, lo que le exime de pérdidas como las que asumirán los inversores privados. En principio los beneficios que obtenga el BCE con el canje se repartirían entre los Gobiernos vía bancos centrales nacionales, que podrán hacer lo que quieran con ellos, aunque en principio se destinarán a financiar los 130.000 millones del segundo rescate de Grecia. Estaremos atentos a este tema.

A nivel de resultados empresariales los más destacables son los correspondientes a las cadenas minoristas en Estados Unidos (Wal-Mart, Home Depot, Macy's, Target, Gap...), así como Dell y HP. Interesante el evento que celebra Apple el jueves con sus accionistas, en el que sin duda se pondrán sobre la mesa la posibilidad de entrar en el negocio de la televisión y qué hacer con los casi 100.000 millones de dólares que la compañía posee en liquidez. En Europa tenemos jornada intensa de presentaciones de resultados el jueves (Allianz, Deutsche Telekom, Telecom Italia, Commerzbank, Credit Agricole, Swiss Re...).

Estaremos atentos también a los resultados de Gas Natural el martes; Iberdrola, Abertis, Mediaset, Indra, Ferrovial y Gamesa el jueves; y Telefónica, Amadeus, Grifols y ACS el viernes.