El grupo licorero Pernod Ricard anunció el miércoles una ampliación de capital por 1.000 millones de euros y un acuerdo para vender su negocio de bourbon Wild Turkey a la italiana Davide Campari por 575 millones de dólares en efectivo. La empresa francesa está enfrascada en su plan de venta de activos para rebajar la deuda. El pasado año, Pernod Ricard invirtió 8.000 millones de dólares en la compra de Vin & Sprit AB, matriz de Absolut vodka, lo que incrementó su deuda. Desde entonces, ha vendido varias marcas no estratégicas, como Glendronach, Cruzan y Bisquit. "Los fondos de la ampliación de capital y la finalización del avanzado plan de venta de activos permitirán al grupo fortalecer su balance y cubrir la mayor parte de sus necesidades de refinanciación hasta julio de 2013", señaló Pernod Ricard en un comunicado. Campari es propietario de Skyy Vodka y recientemente anunció su deseo de incluir una marca de bourbon en su cartera.