PepsiCo presentó el miércoles unos beneficios mayores de lo esperado en el segundo trimestre del año, gracias a las mayores ventas de sus aperitivos Frito-Lay y por una mejora en las ventas de la división internacional de la empresa.
El fabricante de las bebidas Pepsi-Cola, los zumos Tropicana y las bebidas deportivas Gatorade dijo que el beneficio neto del segundo trimestre fue de 1.660 millones de dólares, o 1,06 dólares por acción, frente a los 1.700 millones de dólares, o 1,05 dólares por acción, del mismo periodo del año anterior.

El número de acciones en circulación fue menor en el último trimestre. Excluidos elementos extraordinarios, PepsiCo ganó 1,02 dólares por acción, dos centavos más que el promedio de las proyecciones de los analistas, según Reuters Estimates.

La empresa no comentó su oferta de adquisición no solicitada por Pepsi Bottling Group y PepsiAmericas rechazada por ambas embotelladoras por ser demasiado baja.

Los analistas esperan que PepsiCo eleve su oferta, pese a las afirmaciones de la empresa de que mantendría un "acercamiento disciplinado", y tras señalar que podría retirarla.

La empresa confirmó sus perspectivas para todo el año, las cuales apuntan a que los ingresos netos y las ganancias estructurales por acción crezcan a una tasa de entre el 5 y 9% sobre una base de moneda constante.

Las acciones subían 60 centavos a 57 dólares en las operaciones previas a la apertura del mercado.