Los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos registraron en marzo una inesperada caída, mientras que un indicador de los gastos de capital también descendió, una señal de que la confianza de las empresas del país en la recuperación económica permanece frágil. Los pedidos de bienes duraderos se redujeron un 1,3% el mes pasado a un monto ajustado por factores estacionales de 176.700 millones de dólares, informó el viernes el Departamento de Comercio.