La inmobiliaria Parquesol prevé que el beneficio neto de este año será inferior entre un 10 y un 15% al registrado en 2006, ejercicio en el que ganó 56 millones de euros, comunicó hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
En la comunicación remitida al supervisor bursátil, Parquesol asegura que los resultados del primer trimestre "no son extrapolables" al conjunto del año y anuncia la próxima presentación de un nuevo Plan Estratégico 2007-2010 que "podría incluir alguna operación corporativa". La inmobiliaria obtuvo un beneficio neto de 3,78 millones de euros entre enero y marzo, un 68% menos que en igual periodo de 2006. Sin contar con eventuales operaciones corporativas, Parquesol mantiene su objetivo de invertir este año 84 millones en suelo y 125 millones en patrimonio. La inmobiliaria considera que el beneficio neto de la Parquesol actual (sin los activos de su principal accionista, la constructora San José) estará este año en línea con las previsiones realizadas en mayo de 2006, lo que supondría un descenso de entre el 10 y el 15% respecto al pasado ejercicio. Por ello, el Consejo de Administración propondrá a la Junta de Accionistas mantener la política de dividendos con un pay-out (porcentaje del beneficio destinado a retribuir a los accionistas) en el entorno del 28%. Parquesol dará a conocer próximamente un nuevo Plan Estratégico que, según la empresa, "podría incluir alguna operación corporativa" y que dotaría a la inmobiliaria "de una renovada dimensión en sus magnitudes principales". Este nuevo plan mantendrá su apuesta por la primera vivienda y por la diversificación en el área de patrimonio. EFECOM