La inmobiliaria Parquesol ha obtenido un beneficio neto atribuido de 28,3 millones de euros durante el primer semestre del año, un 6% más que en el mismo período de 2006, con un beneficio por acción (BPA) de 0,71 euros.
El EBITDA (beneficio bruto de explotación) ha sido de 49,6 millones de euros, en línea con los 49,5 millones obtenidos en 2006. Por su parte, los ingresos han alcanzado los 99,4 millones de euros, un 24% menos que los registrados en el ejercicio precedente. Por áreas de negocio, la promoción residencial ha supuesto el 45% de los ingresos, seguida de la venta de solares (40%), la gestión patrimonial (10%) y la venta de activos (5%). Así, la promoción residencial ha registrado unos ingresos de 44,7 millones de euros, un 49% menos que en 2006, mientras que las ventas de solares han significado 39,6 millones (un 37% más) y los ingresos por rentas se han situado en 10,1 millones (un 13% más). Las inversiones durante el primer semestre de 2007 han llegado a los 42 millones de euros, dedicados a la adquisición de suelo (40,5 millones) y al desarrollo de nuevos proyectos (1,5). Por último, la compañía considera que el endeudamiento financiero a 30 de junio se encuentra en "niveles razonables", con un ratio de apalancamiento de deuda sobre fondos propios del 199% y un ratio de deuda neta sobre valor de mercado de los activos (LTV) de un 23%.