El grupo agroalimentario italiano Parmalat cerró el primer semestre con un aumento del 3,7% de su resultado bruto de explotación (EBITDA), que llegó a 163,3 millones de euros, frente al mismo periodo de 2006, informó hoy en un comunicado. La facturación del grupo en el primer semestre fue de 1.761,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,8% respecto a los primeros seis meses del año pasado. La posición financiera neta del grupo el 30 de junio mostraba un endeudamiento de 64,3 millones de euros, y el grupo recuerda que en este semestre se produjo la cesión de Parmalat España a Nueva Rumasa.