El mercado de valores parisino abrió sesión optimista. Su principal indicador, el CAC-40, repuntaba un 0,30% en la apertura hasta los 3.840 puntos.