Panasonic ha anunciado hoy que incurrió en una pérdida neta en el primer trimestre fiscal -cerrado el 30 de junio- por la menor demanda de aparatos electrónicos y por los costes vinculados a programas de jubilación anticipada. El gigante japonés de la electrónica de consumo registró una pérdida neta de 52.980 millones de yenes entre abril y junio, frente al beneficio neto de 73.030 millones del mismo trimestre del año anterior.