La Unión Europea desea que el establecimiento de límites a las pagas de los banqueros sea uno de los temas principales de la reunión de líderes del Grupo de 20 economías principales en Pittsburgh a finales de mes. Varios de los ministros de Finanzas del bloque, reunidos en Bruselas de manera extraordinaria para preparar la postura negociadora común de cara a la cumbre del G20, dijeron que la limitación de las retribuciones es su máxima prioridad. "Debemos poner fin al reinicio de la cultura de la bonificación", dijo el ministro de Finanzas sueco, Anders Borg, a los periodistas antes de la reunión. "Los banqueros se comportan como si estuviéramos en 1999 y estamos en 2009".