La prima de riesgo de España, que se mide con el diferencial entre el rendimiento del bono nacional a diez años y el alemán, del mismo plazo, subía un punto en la apertura del mercado de deuda.

El bono español comienza la sesión en 180 puntos básicos. Aunque la rentabilidad del bono caía desde el 5,232 % al 5,231 %, la del bono germano se reducía en mayor medida, desde el 3,435 % al 3,426 %.

Detrás de esta subida está nuevamente el sector financiero que hoy da malas noticias por parte de bancos y cajas. Bankinter, por su parte, presentó hoy unos resultados del tercer trimestre que no están gustando al mercado, pues hasta marzo ganó un 26,23% menos que en el mismo periodo de 2010. Además, las cajas hoy reciben un jarro de agua fría después de que el fondo soberano chino CIC negara que esté barajando invertir 6.216 millones de euros en las cajas españolas.